La decisión de Ismael Moreno, titular del juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, no se ha hecho esperar. El magistrado ha acordado este mismo jueves mandar a prisión a Emilio Lozoya, el ex director general de la petrolera estatal mexicana Pemex señalado en el caso Odebrecht y detenido el miércoles en una lujosa urbanización de Benahavís (Málaga). Tras tomarle declaración por videoconferencia desde los juzgados de Marbella, Moreno ha dictado su ingreso en la cárcel al apreciar riesgo de fuga. Lozoya, reclamado por su país, se encontraba en paradero desconocido desde hace un año.

El juez instructor ha tomado esta medida tras considerar que Lozoya no tiene arraigo laboral y domicilio en España; además de que se ha evidenciado 'su intención de sustraerse a la acción de la justicia'. Según ha escrito en un auto, cuando fue arrestado, portaba con él una licencia de conducir mexicana falsificada: tenía su fotografía, pero estaba a nombre de un tal Jonathan Solis Fuentes. Además, el magistrado también destaca que el delito por el que se le reclama —similar al blanqueo de capitales— lleva aparejado una pena de hasta 15 años de cárcel.

La investigación para arrestar a Lozoya arrancó a principios de 2020, cuando la Policía Nacional recabó los primeros indicios de que podía ocultarse en el país. La Fiscalía mexicana había lanzado en mayo de 2019 una orden de detención internacional tras conocerse la fuga del director general de la petrolera Pemex, pero su 'alto poder adquisitivo y sus lazos internacionales complicaban su localización', según admitió este miércoles el Ministerio del Interior.

MÁS INFORMACIÓN

Fuente: El País >> lea el artículo original