Efectos de la guerra comercial de China contra Estados Unidos, el T-MEC, un tipo de cambio vola´til y, ahora, la pandemia de coronavirus.
La recomendacio´n de los expertos de la industria es cuidar las relaciones y el efectivo. 

Por Marco Payán

La noticia no es nueva: la pandemia del coronavirus (COVID-19) en el mundo ha afectado a diferentes industrias.
Y, como sucede con la enfermedad, tiene efectos ma´s graves en quienes esta´n ma´s endebles o sin defensas suficientes.

Luis Gutie´rrez, director general de Meritor Me´xico, empresa fabricante y distribuidora de trenes de transmisio´n, sen~alo´ que “no tenemos hasta ahora ningu´n infectado en nuestras plantas”.

La compan~i´a transnacional cuenta con plantas en China, asi´ como en Italia, dos de los pai´ses con ma´s casos de coronavirus, asi´ que su director en Me´xico se preguntaba si esa enfermedad afectari´a las entregas que tiene acordadas a clientes y armadoras como Freightliner e International, dentro de su pai´s.

No es para menos.
Wuhan, la zona urbana donde broto´ la pandemia, cuenta con ma´s de 30 millones de trabajadores que principalmente fabrican partes para diversas cadenas de proveeduri´a, entre ellas la automotriz, electro´nica, farmace´utica y textil.
Era cuestio´n de tiempo que algunos proveedores no pudieran cumplir con sus entregas y afectari´an a pra´cticamente todo el mundo industrializado.
Y alli´ esta´ Me´xico.

También lee: China no se están desvinculando: Goldman Sachs' href='https://www.fortuneenespanol.com/tecnologia/guerra-comercial-ee-uu-china-no-desvinculando/'>Pese a la guerra comercial, EE.UU.
y China no se están desvinculando: Goldman Sachs

En e´poca de “just in time”, el director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Econo´mico (IDIC) sen~ala que “Me´xico llega con una economi´a enferma a una situacio´n que vulnero´ ya las finanzas pu´blicas a trave´s de la cai´da del precio del petro´leo, y que evidentemente genero´ una importante pe´rdida de valor del peso”.

Es decir, la industria manufacturera ya tiene ma´s de 16 meses en recesio´n (en enero retrocedio´ 1.7% anual).
Adema´s, con el tipo de cambio tan vola´til debido a la fuga de capitales extranjeros, a la industria manufacturera, que depende en gran medida de insumos que se pagan en do´lares, le es difi´cil enfrentar estos cambios abruptos si no cuenta con coberturas (al te´rmino de esta edicio´n, el tipo de cambio estaba en 23 pesos por do´lar).

La historia de Meritor se repite en todo tipo de industrias en el pai´s, que dependen de insumos intermedios que se generan al este de Asia.
Luis Gutie´rrez siguio´ el protocolo pensado en mantener la cadena de proveeduri´a en funcionamiento para casos como este.
Tal proceso lo tiene bajo la certificacio´n ISO 9000.

En el caso de algunas partes que si´ requeri´a de otros fabricantes que no podri´an cumplir con sus tiempos de entrega, el protocolo le hizo cambiar de proveedor.
Ya sabi´a a quie´n llamar y en que´ te´rminos negociar: en su caso, la cadena no se rompio´.
Pero no es igual para muchas otras manufactureras mexicanas, sobre todo las pequen~as o medianas.

LA INACCIÓN NO ES OPCIÓN

“He visto co´mo algunas empresas han parado proyectos, pero esta es una incertidumbre diferente”, reclama Sergio Fonseca, profesor de Poli´tica de Empresa del Ipade.
“Debemos cerrar filas con el mejor talento que se tiene en cada empresa y decidir que´ se va a hacer”.

Un buen punto de partida es “encarar la realidad: ver con objetividad y humildad los datos duros y factores que ya esta´n ahi´.” Pero antes, “asegurar el bienestar de la gente”, sen~ala Rene´ Na´jera, consultor de Deloitte.

Tal plan debe incluir, sen~ala Na´jera, educar e informar al personal de manera puntual sobre la situacio´n dentro y fuera de la empresa.
“Segu´n la actividad de la empresa, aplicar protocolos de escaneo a posibles contagiados”, para evitar una mayor propagacio´n del virus en el lugar de trabajo.
A quienes no tienen que estar en la planta de produccio´n, “restringir los viajes y enviarlos a trabajar a casa”.
Pero para hacerlo, preguntarse si se cuenta con “la tecnologi´a e infraestructura necesarias para el trabajo a distancia.
Desde cosas ma´s ba´sicas como quie´n tiene laptops hasta asegurar la conectividad a distancia y la seguridad de la informacio´n durante el proceso”.

Mientras la persona encargada del bienestar del personal implementa su protocolo ante la pandemia del coronavirus, debe reportar al director un costo de tal implementacio´n.

EL EFECTIVO ES EL REY

En tiempos de crisis, una ma´xima sigue funcionando: “Cash is king”, apunta Devin Hauer, director del programa de Consultori´a Estrate´gica de la Universidad Iberoamericana.

Rene´ Na´jera coincide, se trata de un plan de la tesoreri´a.
“Hay que buscar agilizar los cobros, no tener cuentas por cobrar muy extensas.
Recuerda que tienes costos fijos que no se van a mover o van a aumentar y, por otro lado, puedes tener flujos de efectivo reducidos por la baja en actividad econo´mica”.

Al saber cua´nto dinero se tiene en la bolsa, ya se puede tener la certeza de que´ se puede ofrecer a los clientes y en cua´nto tiempo.
“Lo importante es cuidar la relacio´n con ellos”, sen~ala Hauer.
Es esta relacio´n la que hara´ que perdure el negocio despue´s de pasar esta etapa.

También lee: El efectivo se niega a desaparecer

CERCA, PERO A LA DISTANCIA

Un vicio en el que pueden caer las manufactureras es solo tratar con los proveedores directos.
A decir de Rene´ Na´jera, es momento de ir ma´s alla´: “Tener visibilidad de los proveedores clave y de los proveedores de los proveedores.
Las empresas ma´s avanzadas tienen sistemas que le dan visibilidad hasta ese nivel”.

Al estar cercanos a proveedores y clientes se puede ver que´ retos tienen y co´mo ayudar.
Incluso se toman decisiones en conjunto.
“Se planea la produccio´n: que´ componentes si´ vas a tener, cua´les no van a llegar o no lo hara´n a tiempo, cua´les no vas a tener”, asi´ se fortalece la relacio´n, sugiere el consultor de Deloitte.

A la hora de planear, “encontrar que´ es el centro del negocio.
Que´ es lo que mejor se hace, para enfocarse en ello”, sen~ala Sergio Fonseca.
En tales reuniones ya no sonara´n tan descabelladas obtener coberturas para los tipos de cambio, los seguros y las certificaciones en procesos relacionados.

Esta pandemia pasara´ y las compan~i´as cambiara´n.
Las empresas que hayan actuado responsablemente y a tiempo estara´n en un mejor lugar al pasar la tormenta: habra´n preservado vidas y tambie´n su negocio.

Este texto es parte de la portada de abril de Fortune en Español.
Te los compartimos frente a la contingencia por la que atraviesa México por el nuevo coronavirus. 

Fuente: Fortune >> lea el artículo original