El ministro de Economía, Martín Guzmán, inició esta semana el roadshow virtual con los bonistas de cara a la recta final de la renegociación de deuda en dólares bajo jurisdicción extranjera.
A días del lanzamiento de la oferta que, si bien no fue confirmado oficialmente, se espera para el próximo lunes, en el mercado anticipan un intento de quita en el valor presente de los títulos de hasta el 70%.

La debacle de los mercados globales complicó la reestructuración de los USD68.842 millones en títulos soberanos.
Por un lado, quitó del centro de la escena la negociación argentina.
Por otro, las perspectivas de una recesión mundial ante el avance del coronavirus y el aislamiento obligatorio dictado por el Gobierno echaron por tierra las proyecciones macro elaboradas por Guzmán.
Así, las expectativas se volcaron hacia una oferta más dura y hacia una mayor chance de default.

Delphos realizó una estimación a partir de las paridades actuales de los bonos de entre 23 y 26% y tomando como base un alargamiento de plazos de pago de cinco años, una cotización de los nuevos títulos con tasa del 14% y cupones que pasan del 4% al 7% en cuatro años.
El resultado: 'Los precios actuales de los bonos estarían descontando quitas de entre 50 y 60% para los bonos más cortos y de entre 30% y 40% para los más largos'.

Por su parte, luego de la videoconferencia que Guzmán dio para acreedores el viernes pasado, Balanz ratificó su proyección: 'Una oferta con un 40% de recorte de capital y una reducción en la tasa promedio de los bonos de 300 puntos básicos, implicando una quita en valor presente cercana al 70%'.

Fuente: BAE Negocios >> lea el artículo original