El astro argentino Lionel Messi arribó poco antes de las 11:00 a la ciudad deportiva 'Joam Gamper' del Barcelona de España, para sumarse a la pretemporada de su equipo una semana después de lo previsto, tras la novela sobre su futuro futbolísticos que mantuvo en vilo al mundo durante diez días.
Luego de sus declaraciones públicas del viernes, en el que admitió que intentó irse de su único club como profesional pero no pudo para no caer en un conflicto judicial, Messi llegó a bordo de su vehículo personal una hora y media antes del horario pactado para el entrenamiento, a las 17:30 de España (12:30 hora argentina).
El rosarino de 33 años se realizó el test en coronavirus en su domicilio del barrio de Castelldefels, y luego de recibir el resultado se dirigió a la ciudad deportiva, para ponerse a disposición del flamante entrenador neerlandés Ronald Koeman y reencontrarse con sus compañeros.
Según trascendió en medios españoles, la ausencia de Messi a la primera semana de trabajo no tendrá sancionadas de parte del club blaugrana, ya que, en el Barcelona entienden que no les conviene iniciar otro conflicto con el crack argentino.

Fuente: América Diario >> lea el artículo original