Por su parte, el lanzamiento del nuevo iPhone se retrasó para octubre debido a problemas relacionados con la pandemia, de acuerdo con Stephen Nellis de la agencia Reuters.

Respecto al evento de este martes, Apple utilizó el lema “el tiempo vuela” en su invitación, por lo que expertos prevén que se presente el nuevo Apple Watch Serie 6.

Apple ha llegado a dominar el mercado de relojes inteligentes y Strategy Analytics reportó en mayo que la empresa tenía una 55% de participación en el segmento en el primer trimestre.

Debido a que el reloj debe ser emparejado con un teléfono, analistas creen que juega un rol para ayudar a Apple a retener clientes, y Gene Munster de Loup Ventures dijo la semana pasada que el 9% de los dueños de un iPhone que ahora tiene un Apple Watch podría crecer a un 50% en la próxima década.

De cara a las novedades de los nuevos relojes, analistas esperan que la compañía se adentre más en las funciones de salud y ejercicio.
Bloomberg reportó previamente que Apple planea lanzar un servicio que ofrece clases virtuales de ejercicio en las que el reloj podría jugar un rol como parte de un paquete mayor de contenidos y servicios.

Especialistas también prevén que la empresa de la manzana podría hallar una forma de medir cambios del oxígeno en sangre en su nuevo reloj, aumentando sus capacidades de análisis de la condición de salud después de que agregó una forma de realizar mediciones similares al electrocardiograma en su Serie 4.
Muchos, sin embargo, no han confirmado tal característica.

Fuente: Minuto Uno >> lea el artículo original