15 de septiembre de 2020  • 16:15

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, llegó a San Juan para firmar convenios para obras con el gobernador de esa provincia, Sergio Uñac.
Allí, volvió a apelar a un discurso con marcada carga de federalismo, una tendencia que se acentúo en sus alocuciones posteriores a la decisión del Ejecutivo de quitar fondos de la Capital para dirigirlas a territorio bonaerense.
'La Argentina dice ser un país federal pero no se comportó como tal, no es para cargar tintas sobre nadie, no se construyo así el país', refirió el Presidente, quien también marcó la necesidad de 'darles a todos las mismas oportunidades de crecimiento y desarrollo'.

En relación con ello, sostuvo: 'Lo que uno más debería desear como argentino es que cada argentino tenga la oportunidad de nacer, de crecer, de estudiar, de trabajar, de construir una familia, de estudiar en una universidad local, de vivir feliz en la provincia donde ha nacido y de morirse feliz después de haber vivido bien en la provincia donde ha nacido'.

Fernández refirió que ese 'debería ser un objetivo de cada uno de nosotros' y añadió: 'El día en que eso pase habremos descubierto que la Argentina le ha dado oportunidades a todos por igual.
Lo que nos hace evolucionar o crecer no es el mérito, como nos han hecho creer en los últimos años, porque el más tonto de los ricos tiene muchas más posibilidades que el más inteligente de los pobres. Y entonces no es el mérito, es darle a todos las mismas oportunidades de crecimiento y desarrollo. Mientras eso no ocurra en la Argentina no podemos estar tranquilos con nuestras conciencias'.

El Presidente expresó: 'Ese país federal que yo propongo no es un país federal que pienso en contra de nadie, es un país federal que pienso en favor de todos. No es un país que pienso que lo puedo construir en soledad, es una decisión colectiva que como sociedad tenemos que asumir.
Es una necesidad colectiva que como sociedad debemos entender'.

A su vez, comentó que la Argentina se desarrolló con una lógica donde 'han crecido unos pocos y se han empobrecido unos muchos'.
Por ello, sostuvo la necesidad de integrar al país 'socialmente' y de 'desarrollarse al únisono'.
Además, indicó: 'No podemos estar tranquilos con nuestras consciencias porque sabemos que hay un tratamiento desigual y eso nos maltrata como sociedad, nos pone en un mal lugar, no es un buen sistema para vivir'.

El Presidente comentó que los argentinos que no encuentran posibilidades en los sitios donde nacieron, piensan como una alternativa a los grandes centros urbanos.
'Allí, finalmente, lo único que encuentran muchas veces es tratar de sobrevivir en la marginalidad de esos grandes centros urbanos, donde las oportunidades no suelen ser más que las que muestran las provincias.
Uno no puede estar tranquilo con esa realidad', sostuvo.

El debate por la coparticipación

Luego del discurso del primer mandatario, en conferencia de prensa, Fernández abordó su determinación de ceder a la Provincia aproximadamente 35.000 millones de pesos que disponía la administración porteña.
'Hemos tomado una decisión días atrás respecto de lo que recibía la ciudad de Buenos Aires en concepto de...
No tengo muy en claro de qué, si de coparticipación o no, porque nunca quedó en claro eso',
expresó Fernández en cuanto a los fondos que llegaron a la Capital con el traspaso a su ámbito de la Policía Federal, en 2016.

'Estamos trabajando con el ministro del Interior en buscar un mecanismo para que el año entrante tengamos un fondo que ayude a mejorar los recursos financieros de las provincias, por vía de coparticipación o por otra vía.
Lo que sí nos preocupa es que ese esfuerzo que hicimos con la provincia de Buenos Aires lo podamos hacer con todo el interior del país, porque todo el interior también lo necesita', anticipó el primer mandatario.

Sin embargo, Fernández manifestó que este año hubo un 'récord de apoyo a las provincias' y que la coparticipación 'es un tema que en algún momento en la Argentina deberemos rediscutir'.
Sobre ello, añadió: 'La coparticipación es una suerte de frazada y a veces la frazada es corta y nadie quiere perder la lonja de frazada que lo cubre, no es una tarea simple'.

Por otro lado, Fernández sostuvo que 'la solución no es que el Estado Nacional resigne puntos', aunque advirtió que el Ejecutivo sí lo hace.
'Cada vez que el Estado Nacional auxilia a una provincia, son recursos que el Estado Nacional deja de disponer para él, para seguir haciendo cosas', dijo.

La presentación del Presupuesto

Durante la conferencia, estuvieron presentes también el ministro del Interior, Wado de Pedro; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

Noticia en desarrollo

Fuente: La Nación >> lea el artículo original