Popeye tenía razón en torno a las espinacas: estas verduras de hoja verde no solo nos dotan de grandes cantidades de energía y nutrientes a los humanos, sino que pueden mejorar las pilas de combustible según una neuva investigación.

Alabadas por su potencial nutricional, resulta que además, las espinacas tienen papeletas para ayudarnos a mejorar las celdas de combustible, según revela un nuevo estudio realizado por investigadores del Departamento de Química de la Universidad Americana en Washington.
El equipo capitaneado por Shouzhong Zou demostró el potencial del vegetal al convertirlo en nanohojas de carbono que actúan como catalizador para una reducción de oxígeno en las pilas de combustible y las baterías de metal-aire.

En experimentos de prueba de concepto, utilizaron espinacas compradas localmente para fabricar su catalizador de carbono para pilas de combustible y baterías de metal-aire que, de otro modo, normalmente utilizarían catalizadores a base de platino.
Los sorprendentes y positivos resultados demostraron que es posible fabricar catalizadores sostenibles para una reacción de reducción de oxígeno a partir de recursos naturales. 

9 ventajas de comer espinacas, un superalimento para tu salud

“El método que probamos puede producir catalizadores altamente activos a base de carbono a partir de espinacas, que es una biomasa renovable y supera a los catalizadores comerciales de platino tanto en actividad como en estabilidad', apunta Shouzhong Zou.

Las ventajas son múltiples: el catalizador elaborado a base de esta verdura es más barato, menos tóxico y sobrevive a bajas temperaturas. También es fácil de cultivar y es rica en hierro y nitrógeno, componentes esenciales para este tipo de catalizadores.

Para crear sus nanohojas de espinacas, los investigadores pusieron las espinacas lavadas, exprimidas y liofilizadas antes de molerlas manualmente hasta obtener un polvo fino. A continuación añadieron un poco de nitrógeno adicional a la espinaca en polvo para mejorar el rendimiento.

De manera impresionante, el equipo dijo que sus mediciones de simulación de laboratorio mostraron que sus catalizadores de espinaca se desempeñaron mejor que los catalizadores equivalentes a base de platino. El próximo paso comprende la prueba de dispositivos prototipo, como las pilas de combustible de hidrógeno.

Fuente | Interesting Engineering