29 de octubre de 2020  • 17:43

El lanzamiento del iPhone 12 se convirtió en el corte de cinta de la tecnología 5G, el flamante estándar de las comunicaciones inalámbricas que ofrece una velocidad de acceso a Internet aún más veloz que la actual norma 4G LTE.
Por el momento estas nuevas redes móviles se encuentran disponibles en países como Estados Unidos, Reino Unido, España, China y Corea del Sur, entre otros países, y la llegada del smartphone de Apple, compatible con esta norma, busca darle un impulso global a la quinta generación de comunicaciones móviles.

Apple no es la única compañía ni la primera en contar un teléfono con 5G, y fabricantes como Motorola ofrece el modelo Edge en la Argentina, aún cuando esta red todavía no está disponible en el país.
Por su parte, firmas como OnePlus con el OnePlus 8 Pro, Samsung con los Galaxy S20 y Galaxy Note20, y Huawei con el Mate 40 Series cuentan con soporte para las redes de quinta generación.

Sin embargo, el lanzamiento del iPhone 12 con 5G fue un anuncio esperado por la industria tecnológica para darle impulso definitivo al despliegue del estándar 5G.
Como referencia, en 2012 Apple presentó el iPhone 5 con 4G para promover la difusión de la norma de forma global, algo que ocurrió de forma paulatina hasta su llegada a la Argentina en 2014, cuando las redes 4G comenzaron a desplegarse en el país.

En este contexto, el avance global de las conexiones 5G y su llegada a la Argentina dependerá de las licitaciones del espectro y del desarrollo de la infraestructura adecuada para ofrecer la cobertura adecuada, como ya pasó con su antecesor 4G, cuando comenzó su despliegue de las primeras redes en 2014 junto a los primeros smartphones compatibles.

¿Qué es el 5G?

Es la quinta generación del estándar de comunicaciones inalámbricas, que ofrece una velocidad entre 10 a 100 veces más rápido que las redes 4G, por mencionar una de las mejoras más notables de la norma.
A su vez, las conexiones 5G también se diferencia por su baja latencia, como se denomina demora que tienen los datos en viajar en las redes hasta los usuarios finales.

De esta forma, la latencia en redes 5G es de tan solo 1 milisegundo, comparados con los 40 milisegundos que ofrece la norma actual, una característica que deja de lado las demoras en diversos usos cotidianos de Internet, como las demoras en las transmisiones en vivo, en una videollamada o en una partida de videojuegos.

iPhone 12: Cerámica, 5G y un diseño clásico, las claves de los nuevos modelos

En este contexto, los smartphones serán los principales exponentes en adelantar las virtudes del 5G desde los modelos más sofisticados.
Mientras el 3G y 4G se destacaron por promover la navegación y el acceso al video desde teléfonos móviles, gran parte de la expectativa del estándar 5G está en la capacidad de admitir una mayor densidad de dispositivos conectados a la Red.

De esta forma, en combinación con la velocidad de descarga y la baja latencia, el 5G abre la puerta al desarrollo de los servicios de Internet de las Cosas, realidad virtual y realidad aumentada y vehículos autónomos, entre muchos otros desarrollos que estarán disponibles de forma paulatina.
Todo esto sumado a las plataformas de streaming de audio y video, las transmisiones en vivo, las videollamadas y el trabajo remoto, por mencionar algunos de los patrones actuales de consumo de Internet de los últimos meses en medio de la pandemia.

¿Cuánto más rápido es el 5G?

Las conexiones móviles 4G en la Argentina cubren gran parte de las necesidades cotidianas que exigen las redes sociales, la mensajería instantánea y diversas aplicaciones móviles, con una velocidad de descarga estimada entre 17 y 10 megabits por segundo (Mbps).
En este punto, ¿cuánto más rápida puede ser la descarga en una red 5G?

Las descargas en redes 5G puede alcanzar velocidades incluso por encima de los 600 Mbps, como se pudo experimentar en una prueba de Personal en 2019.

A su vez, en base al análisis realizado en unos 15 países que ya cuentan con redes 5G, la consultora OpenSignal dijo que Tailandia cuenta con una red 5G que es 15 veces más rápida que el 4G, con una velocidad de descarga de unos 169,8 Mbps.

Por su parte, el país que cuenta con la red 5G más rápida es Arabia Saudita, con una velocidad de descarga de 377,2 Mbps, seguido por Corea del Sur, uno de los países pioneros en adoptar esta tecnología, con 336,1 Mbps.

Dos tipos de 5G

En todo el mundo, las redes 5G están disponibles según el espectro inalámbrico, cada una con sus ventajas y limitaciones.
Aquí entran en escena dos denominaciones presentes en las especificaciones de los teléfonos 5G lanzados al mercado: 5G Sub-6 y mmWave.

Estos términos representan el tipo de banda utilizado por una red 5G: una se ubica por debajo de los 6 GHz (Sub-6), mientras que la otra, conocida como mmWave, se encuentra por encima de los 24 GHz.

La conectividad 5G mmWave utiliza un rango de frecuencia que va desde los 24 GHz hasta los 39 GHz, y se caracteriza por ofrecer una alta velocidad de transmisión con una señal fuerte.
Es ideal para entornos urbanos con una alta densidad de conexiones, pero tiene un alcance limitado a un grupo de casas o edificios en una manzana.

Quién vigila la radiación del 5G, y cuáles son sus verdaderos riesgos

Por su parte, las redes Sub-6 GHz utiliza las frecuencias por debajo de los 6 GHz cuenta con una menor velocidad dentro del rango que ofrece la tecnología 5G, pero cuentan con una mayor cobertura geográfica, y su señal se degrada menos ante obstáculos físicos como muros y paredes de edificios.

De esta forma, las redes mmWave son ideales para centros urbanos muy poblados, con un alcance corto que requiere de una mayor cantidad de antenas, mientras que las redes 5G Sub-6 ofrecen una cobertura adecuada para áreas suburbanas y rurales.

Quiénes están detrás del 5G

Entre las principales empresas que impulsan el desarrollo de la infraestructura de la tecnología 5G es inevitable la mención a Huawei, que se posiciona como una de las compañías que cuenta con la mayor cantidad de patentes relacionadas con esta norma.
La firma china se ubicaba en el primer lugar con 3325 registros declarados, seguida por la surcoreana Samsung, con 2846, según el reporte de la consultora IPlytics, especializada en analizar documentación técnica y registros de patentes.

A su vez, IPlytics señala que Huawei también se posiciona, junto a las empresas escandinavas, en el podio de los desarrollos técnicos relacionados con la tecnología 5G.
En este punto, Huawei se ubica primera con 19.473 aportes, seguida por Ericsson y Nokia, con 15.072 y 11.555 contribuciones técnicas, respectivamente.

De esta forma, Huawei se posicionó como el jugador dominante en el despliegue de las redes con tecnología 5G por delante de las europeas Ericsson y Nokia.
Sin embargo, la posición ventajosa de la firma china en el aspecto técnico fue limitada, desde hace dos años, por los coletazos de la guerra comercial entre Estados Unidos y el gigante asiático.

Cuándo llegará el 5G a la Argentina

Motorola fue uno de los adelantados en la tecnología 5G en la Argentina con su teléfono Edge, un modelo compatible con la quinta generación de comunicaciones móviles.
Sin embargo, el smartphone solo se puede usar con 4G, ya que la infraestructura de antenas 5G aún no está disponible en el país.
Por este motivo, resta esperar la definición gubernamental de licitar el espectro necesario para que las compañías definan el despliegue y el alcance de las redes 5G.

Motorola Edge: ya se vende en la Argentina el smartphone con conectividad 5G

En los últimos tres años las principales compañías de telecomunicaciones realizaron diversas pruebas.
En 2017 Telefónicarealizó el primer testeo público junto a Ericsson con una conexión que alcanzó una velocidad de 22 gigabits por segundo en un entorno controlado.
Un año más tarde, Telecom hizo lo mismo junto a Nokia, con una demostración de su red 5G que alcanzó una velocidad de 10 Gbps.

La prueba experimental más reciente también fue realizada por Telecom,cuando desplegó la infraestructura de una red experimental 5G con Huawei en el shopping DOT.
Desde un teléfono Mate 20 Pro de Huawei con soporte para redes 5G, la conexión permitió alcanzar una velocidad de descarga que superó los 600 Mbps.

Por: Guillermo Tomoyose

Fuente: La Nación >> lea el artículo original