July 12, 2018 | 19:55

Mundo en diarios de Mendoza: La Nación

En medio de rumores, Juncker recibió ayuda para caminar en la cumbre de la OTAN



BRUSELAS.- La televisión mostró unas preocupantes imágenes del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que caminaba tambaleante, con dificultades para hacer pie, en el marco de la cumbre de la OTAN que tuvo lugar en Bruselas.

Los pasos vacilantes de Juncker, de 63 años, se revelaron a las cámaras poco antes de la cena de gala de la cumbre de la alianza militar, cuando debió ser ayudado a desplazarse por los líderes de Finlandia, Ucrania y Holanda, y disparó rumores en las redes sociales que especularon sobre su posible estado de ebriedad.

Juncker había revelado que sufre de ciática, un dolor originado en la parte inferior de la espalda, que de vez en cuando dificulta sus movimientos.

'Tengo dificultades para caminar. No estoy borracho. Tengo ciática. Preferiría estar borracho', dijo Juncker sobre su condición durante una alocución en el Congreso de Irlanda, el mes pasado.

El primer ministro portugués, Antonio Costa, dijo que Juncker se había quejado de dolores de espalda. Lo mismo expresó el premier holandés, Mark Rutter.

'No tiene ninguna enfermedad grave, tan sólo algunos problemas de espalda', dijo Rutter. Y agregó que si se lo veía sonreír era porque 'es un hombre de buen ánimo'.

Un vocero de la Comisión Europea dijo por su parte que 'no es apropiado discutir temas de salud públicamente'.

Las autoridades de las instituciones de la Unión Europea (UE) participaban de la cena de gala de los países miembros de la OTAN, que culminó esta noche tras dos días de reuniones.

Fuente: La Nación >> lea el artículo original

Seguí leyendo en TodoDiarios


Quienes leyeron esto visitaron también