Entre el domingo y el martes en la zona del Anillo de Fuego del Pací­fico se produjeron 69 temblores, provocando temores de que se aproxime el llamado gran terremoto en California y la costa oeste de EE.UU., reporta The New York Post.

El Servicio Geológico de EE.UU. (USGS) registró 53 movimientos telúricos el pasado domingo en Indonesia, Bolivia, Japón y Fiyi. A estos se suman otros 16 temblores 'significativos' de magnitud 4,5 y mayores, ocurridos el martes en la zona del Anillo de Fuego

Los mismos incluyen el potente temblor de magnitud 6,9 en Venezuela, seguido por otro de 5,7 en el mismo paí­s, así­ como el reciente terremoto de 6,2 en Oregón (el noroeste de EE.UU.).

Debido a que la costa oeste de EE.UU. se encuentra dentro de esta zona sí­smicamente activa, han crecido los temores de que se produzca inminentemente un terremoto de magnitud 9,0, que se tendrí­a lugar en la zona de subducción de Cascadia y sacudirí­a toda la costa oeste y California en particular, provocando un tsunami y numerosas ví­ctimas mortales.

Expertos ya advirtieron en varias ocasiones sobre que California está al borde de un potente terremoto capaz de matar a miles de personas. El medio cita al profesor de geofí­sica Richard Aster, quien advierte que 'la situación del terremoto en California es más grave de lo que la gente que no es sismóloga podrí­a darse cuenta'.

Por su parte, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de EE.UU. estimó que un gran terremoto en la falla de Cascadia causarí­a un tsunami que matarí­a más de 11.000 personas. El rotativo hace referencia al megaterremoto que se produjo en esa zona de subducción el 26 de enero de 1700, de magnitud entre 8,7 y 9,2, cuyo posterior tsunami impactó en la costa de Japón. 

RT