Francesca'>

Francesca tiene cuatro años, padece una cardiopatía congénita compleja y ya se sometió a cuatro operaciones a corazón abierto.
Sus padres, Edgar Molinar y Gabriela Alderette, viajaron a Boston, Estados Unidos, con la pequeña para una costosa intervención quirúrgica.
Sin embargo, la obra social no les deposita el dinero correspondiente para llevarla a cabo, por lo que perderían el turno y la vida de la niña estaría en grave riesgo.

Oriunda de La Tigra, una localidad y municipio de la provincia del Chaco, Francesca nació, sin diagnóstico prenatal, con una cardiopatía congénita compleja que incluye doble discordancia de AV, VA y L-TGV con un ventrículo derecho hipoplásico.
Como consecuencia, pasó por cuatro cirugías a corazón abierto, seis cateterismos cardíacos y numerosas intervenciones en su corta vida.
Sin embargo, sigue en tratamiento con el protocolo de falla cardíaca por lo cual su estado es crítico y necesita volver a operarse.

El año pasado, gracias a las recaudaciones por una campaña solidaria, lograron juntar USD 50 mil para viajar a los Estados Unidos.
Y si bien mejoró con un cambio de tratamiento, los expertos advirtieron que solución de fondo se trataba de una cirugía para corregir las deformaciones de su corazón, un procedimiento con un costo de más de USD 278 mil.

Este año, luego de realizar el pedido correspondiente a la obra social provincial, INSEPPP, Instituto de Seguridad Social Seguros y Prestamos, y que esta se negara, recurrieron a la justicia.
En primera instancia perdieron, y en segunda, una Cámara de Apelaciones revirtió el fallo de primera instancia y ordenó a la obra social que cubriera el viaje y todo el procedimiento médico en Estados Unidos.
Ahora la familia espera que el organismo de seguridad social provincial acate la resolución y no dilate más su función.

'Estamos tratando de salvarle la vida a nuestra hija y por el momento la obra social se dedica a dilatar el tiempo.
Hoy es el último día para depositar la plata', aseguró en diálogo con Infobae Edgar Molinar.

Francesca-Tratamiento-1.jpg' class='imagen'>

A través del contacto con otras familias con hijos con anormalidades del corazón, sus padres lograron establecer lazos con el Boston Children's Hospital, hospital docente de la Universidad Harvard y centro de referencia mundial y de reconocido éxito con pacientes con cardiopatías complejas como la de Francesca.
'Los especialistas de la institución aceptaron evaluar a Fran y le dieron una nueva chance', aseguró su mamá Gabriela.

“Estamos solos y desamparados, para hacer las cosas acá nos damos maña y preguntamos.
Francesca está viviendo este momento con el estrés que lo vivimos todos.
Estos últimos días fueron de terror, hicimos todo lo que pudimos para viajar”.

El padre aseguró que el 15 de agosto se notificó vía electrónica a sus abogados y al INSSSEP sobre el fallo que obliga a la obra social a pagar, pero por ahora no observaron ningún avance.
'Necesitamos que la jueza intime al pago', reclamó desesperada la pareja desde los Estados Unidos.

Francesca-Tratamiento.jpg' class='imagen'>

Llegaron a los Estados Unidos el lunes y se inscribieron en un programa de voluntarios para que una familia los aloje. Mañana tienen la primera cita con el hospital donde le realizarán aproximadamente seis estudios a 'Fran', para que se prepare para la operación.

Francesca tiene previsto un cateterismo para el lunes y para el miércoles la cirugía. Si pierden el turno, deberán esperar cuatro meses más para conseguir otro.
El enero pasado solicitaron un turno para junio y como no pudieron cubrir los gastos el hospital reprogramó la operación para septiembre.
La cirugía se podrá realizar sólo durante el 2018, ya que después ella no va a estar en condiciones.

'Tuvimos una charla con el área de finanzas del hospital y nos dijeron que era imposible que nos atendieran si no existe algo que les asegure el pago', reveló Molinar.

Francesca-Tratamiento-2.jpg' class='imagen'>

En 2016, luego de atravesar la última de las intervenciones a corazón abierto, Francesca estuvo en lista de trasplante y con cuidados paliativos en Buenos Aires por casi un año alejada de su familia, tomaba diez medicaciones diferentes para mantenerse estable y se alimentaba por sonda.

SEGUÍ LEYENDO:

Salud fetal y cardiopatías congénitas: avances claves en medicina pediátrica

TEMAS RELACIONADOS

cardiopatías congénitas Francesca

Fuente: Infobae >> lea el artículo original