La compañía logró que sus famosos auriculares con cancelación de ruido cancelaran aún más ruido, pero lo que me llamó la atención es que también son mucho más cómodos.
Es una actualización bastante descarada, ya que el principal competidor de Sony, Bose, incluyó la palabra 'comodidad' en el nombre de sus auriculares.

En pocas palabras, Sony ha logrado superar a Bose en otro aspecto.
Hace casi un año, declaré que los auriculares con cancelación de ruido de Sony habían superado al líder de la categoría de larga duración: los auriculares inalámbricos QuietComfort 35 II de Bose.
La última versión de esos auriculares de Sony es el nuevo WH-1000XM3.
(los anteriores se llamaron WH-1000XM2, así que como puedes ver el esquema de nombres de Sony es un tanto complicado).
Sony nunca me dijo que quería hacer una mejor versión de los auriculares de Bose, pero después de pasar dos semanas usando el nuevo modelo, es obvio que Sony sigue dando a la gente más buenas razones para no comprar auriculares de Bose.

Fuente: Diario Jornada >> lea el artículo original