La justicia chilena ordenó este miércoles el pago de una indemnización de 150 millones de pesos (unos 220.000 dólares) para el argentino Ernesto Lejderman, cuyos padres fueron detenidos y ejecutados durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

En fallo dividido, la Corte de Apelaciones rechazó un requerimiento del Consejo de Defensa del Estado (CDE) para declarar prescrito el caso de los padres de Lejderman, y ordenó subir el pago de 100 a 150 millones de pesos al 'hijo de matrimonio argentino-mexicano que fue detenido y ejecutado en diciembre de 1973, en la Región de Coquimbo (norte)'. El CDE puede apelar esta decisión ante la Corte Suprema de Chile.

El argentino Bernardo Mario Ledjerman Konujoswska y la mexicana María del Rosario Ávalos Castañeda fueron detenidos por militares cuando se escondían en cuevas en una zona rural de Coquimbo (470 km al norte de Santiago) y luego fueron ejecutados a pocos meses del golpe militar del 11 de septiembre de 1973.

El tribunal rechazó el pedido de prescripción del CDE, ya que tratándose de un crimen de lesa humanidad 'la acción penal persecutoria es imprescriptible' y va en contra de 'la normativa internacional sobre Derechos Humanos'.

En cuanto al aumento de la suma a pagar, la corte explicó que se debe 'a la variación registrada por el índice de Precios al Consumidor (IPC) e intereses corrientes, a contar de la ejecutoria de esta sentencia y hasta su pago efectivo', según informó la agencia Noticias Argentinas.

Este caso se incluye dentro de la denominada Caravana de la Muerte, uno de los más emblemáticos de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura y en la que murieron un total de 75 prisioneros políticos tras una orden que dio el propio Pinochet.

Durante los 17 años de la cruenta dictadura de Pinochet, murieron o desaparecieron unas 3.200 personas y unas 38.000 fueron torturadas, según datos oficiales.

Fuente: MendozaPost >> lea el artículo original