Después de la asamblea realizada por los trabajadores aeronáuticos, que duró más de 10 horas y complicó a unos 30 mil pasajeros, se levantó el paro de Aerolíneas Argentinas.

Desde la empresa de bandera argentina habían indicado que en total se habían suspendido un total de 243 vuelos.
Esta situación provocó miles de pasajeros varados en las terminales aeroportuarias a la espera de una respuesta.

Pasadas las 17:00 se normalizó la atención a pasajeros en los aeropuertos de Córdoba, Mendoza y Tucumán principalmente.

Específicamente en la provincia se suspendieron vuelos con destino a Aeroparque, Córdoba, Comodoro Rivadavia y Ezeiza, por citas algunos casos.
Lo mismo sucedió con los vuelos que debían llegar a Mendoza en el transcurso de la mañana y mediodía.

Marcelo Cantón, vocero de Aerolíneas Argentinas, había adelantado que iban a intentar reprogramar la mayor cantidad de vuelos posibles durante el fin de semana, aunque adelantó que iba a ser 'imposible' que todos los afectados puedan viajar el viernes, dado la alta demanda que suele haber para ese día.

Fuente: Diario Jornada >> lea el artículo original