A la hora de pensar la Mendoza del futuro, no hay dudas de que la Universidad Nacional de Cuyo tiene un rol protagónico. El rector de la casa de estudios más importante de la región dijo que están atentos a los cambios que se están dando en el mercado laboral y afirmó que trabajan en un plan estratégico en conjunto con organizaciones públicas y privadas para inaugurar en el corto plazo '6 o 7 carreras importantes para lo que está por venir en el futuro próximo'.

 

Si bien Daniel Pizzi reconoció que la tendencia a nivel global es estudiar carreras cortas con rápida salida laboral y luego hacer especializaciones, la apuesta de la UNCuyo es otra. 'Nosotros pensamos en una educación completa. Carreras de cuatro años y medio con mucha base de conocimiento sólido para que los que lleguen a áreas de decisión puedan resolver problemas', manifestó Pizzi.

En este sentido, afirmó que hay materias de base como química, matemática y física que no van a cambiar 'o van a cambiar muy poco'. Si bien admite que al pensar una licenciatura de computación de cuatro años y medio pierden el interés de algunos jóvenes que pretenden recibirse rápido, está convencido de que la formación debe ser sólida. 'No debe ser sólo un programador, sino saber de todo', manifestó en el programa Cambio de Aire por MDZ Radio.

De todas maneras, aclaró que es en las especializaciones donde la UNCuyo decidió hacer posgrados cortos y actualizaciones de 100 o 200 horas cátedra.

Otra carrera que Daniel Pizzi anunció que será dictada en la Universidad Nacional de Cuyo es Geología. 'Es una carrera importante con mucha posibilidad a futuro. Emprendimientos como Vaca Muerta han explotado y el perfil de un geólogo es base para todo lo relacionado con petróleo, gas y minería. Si queremos avanzar a lo grande, tenemos que tener esa carrera', aseguró.

También señaló que es necesario contar con una carrera de ingeniería mecánica que se puede emparentar con la que ya existe en mecatrónica y luego derivar en la robótica.

Sin embargo, reconoció que el gran desafío es que los jóvenes elijan seguir esas carreras duras. 'Todas las universidades hacen un esfuerzo de mediación con la educación media para activar le aprendizaje de las ciencias básicas y eso los va preparando para las carreras duras', dijo Pizzi y agregó que eso está acompañado de un nuevo esquema de estrategia pedagógica pensado para motivar a los jóvenes a través de resolución de problemas puntuales o programas de emprendedores.

El rol del privado

Pizzi también destacó que desde hace poco tiempo a la fecha se está empezando a notar una madurez importante de los sectores económicos respecto a la necesidad de relacionarse con los sectores de creación de conocimiento. 'Toda la masa de recursos de investigación es siempre del presupuesto nacional. No aparecen recursos destinados a la investigación por parte de los sectores privados', lamentó.

Para el rector de la UNCuyo, de cara al futuro es importante trabajar en conjunto con privados y aprovechar la infraestructura que tiene el país en materia universitaria. 'NO puede ser que habiendo 55 universidades sigamos viendo el clima para saber si habrá soja o no. Tenemos que avanzar en innovaciones', aseveró.

'Tenemos capacidad institucional y cerebros. Hay que mejorar la interfase con los sectores privados', adhirió Pizzi. En el mismo orden, también dejó un mensaje para la dirigencia política y subrayó que los argentinos 'tenemos que reconocer la importancia de la continuidad de la política pública en el tiempo'. 'El crecimiento sostenido necesita tiempo', remarcó.

Por ejemplo, sostuvo que la universidad está terminando de armar un proyecto para transformar Mendoza en una ciudad inteligente. 'Estamos pensando en un centro de investigación para entrar de lleno en la digitalización de todas las variables como clima, salud, logística, etc. Un big data mendocino que nos permita complementación de los distintos sectores, pero si no seguimos trabajando en lograr espacios de acuerdos políticos para que perdure en el tiempo, estamos perdidos', concluyó.

La barrera del idioma

Aunque parezca mentira, el idioma sigue siendo un impedimento para que la educación universitaria de un salto de calidad. Daniel Pizzi reconoció que muchos estudiantes no aplican a becas por no saber inglés, al igual que cursos de posgrados que se dictan en Mendoza no pueden ofrecerse afuera porque los profesores tampovo manejan el idioma.

En este sentido, destacó que a partir de mayo del 2021 todos los egresados de la Universidad Nacional de Cuyo deberán certificar haber estudiado uno de los cinco idiomas que la casa de estudios ofrece de forma gratuita.

'Como país y como universidad somos lentos para reaccionar. Esto ha influido en nuestro desarrollo. Los chilenos van adelante con el tema del idioma', lamentó.

Fuente: MDZ Online >> lea el artículo original