Ángel Alexis Suárez, el niño de 13 años que fue asesinado de un disparo en la clavícula esta madrugada en el barrio Pucará de Las Heras, no estaba en situación de calle como trascendió en un primer momento. De acuerdo a lo informado por los ministerios de Seguridad y de Salud y Desarrollo Social, el adolescente se encontraba bajo el cuidado de sus abuelos a raíz de que ambos padres se encuentran alojados en penales provinciales.

De hecho, el joven fue asesinado a una cuadra de la casa de sus abuelos, en la esquina de Alsina y Tres de Febrero, y se investigan las razones del hecho. Cerca de la 1.30 de la mañana, una vecina de la zona escuchó una detonación y al salir de su casa encontró al chico tirado en un descampado y gravemente herido. La mujer lo subió a un taxi y lo llevó hasta al Hospital Carrillo, a donde lamentablemente el chico llegó sin vida.

 

El fiscal de Homicidios Carlos Torres y personal de Policía Científica trabajaron en el lugar recabando testimonios y pruebas para esclarecer lo ocurrido. Tres personas fueron demoradas en el marco de la investigación, de acuerdo a lo informado por el Ministerio de Seguridad

Según trascendió, la madre de la víctima, Vanesa Suárez, es una conocida trabajadora sexual de la zona que se encuentra detenida en El Borbollón por abandonar a sus ocho hijos. De acuerdo a lo informado por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, el chico asesinado y algunos de sus hermanos estaban bajo el cuidado de sus abuelos, mientras que el resto estaban desperdigados en distintos hogares de la provincia.

La causa por la cual está detenida la madre del chico asesinado aún no ha sido elevada a juicio. Desde el Ministerio de Salud indicaron que en su momento intervino la OAL ante la situación de desprotección en que se encontraba el chico y sus hermanos, pero que no pueden brindar demasiados detalles porque la causa se encuentra bajo secreto de sumario.

Fuente: MDZ Online >> lea el artículo original