Allá por 2030, cuando en la Universidad Complutense haya una carrera o un máster que se llame Memelogía (porque ese momento llegará, seguro), una de las asignaturas centrales será Nicolas Cage.
Nicolas Cage de forma autónoma e independiente y troncal.
Me imagino, incluso, tesis loquísimas con nombres como “La decadencia regeneracionista, la revisión transgeneracional y Nicolas Cage” o “La visión impresionista ante los memes de Nicolas Cage: ¿un proceso futurista?”.

Pienso en esto a raíz del último acontecimiento viral (el enésimo) que tiene a Nicolas Cage como protagonista.
De hecho, creo que a fecha de febrero no es descabellado decir que este fenómeno viral es lo más sorprendente que ha pasado en 2019.
Nos referimos, claro, al hecho de que Ross se parece más a Nicolas Cage que el propio Nicolas Cage (y viceversa).
O, como expresó la tuitera @shetara666: “Si usamos photosop para ponerle la cara de Nicolas Cage a Ross, sigue siendo Ross”.

Una teoría fácilmente descartable y de fundamento homeopático (a la altura de la muerte y sustitución por un doble de Avril Lavinge) es que Nicolas Cage lleva todos estos años saliendo en Friends.
Y no lo sabíamos.

En fin, el culpable de hacer saltar la liebre es el usuario de Reddit spaghetticondom911 (best username ever), que puso la cara de Nicolas Cage en la cabeza de Ross.
E hizo historia.
Hizo historia porque solo encaja con el bueno de Cage: pruebas con Jennifer Aniston, con Matt Leblanc o con Matthew Perry y no hay manera.
Y eso solo puede significar una cosa: Nicolas Cage y Ross son la misma persona.

Fuente: Noddus Trends >> lea el artículo original