A corto plazo desprenderse del carbón es inviable, pero la misma agencia estima que para 2040, la mitad de la producción energética del gigante chino será con fuentes renovables.

Para producir energía solar se necesitan varios factores, pero dos de ellos son el espacio y las zonas con fuerte incidencia del sol.
Como puede anticiparse, los desiertos son uno de los lugares idóneos para poner las plantas solares y en China hay un gran número de ellos.
Precisamente en el desierto de Tengger es donde se ubica la mayor planta solar del mundo.
Una planta construida en 2015 y que desde hace años lidera la producción energética solar.
Se trata del Tengger Desert Solar Park, aunque se la conoce popularmente como 'La Gran Muralla China del Sol'.
La mayor plata fotovoltaica está situada en Zhongwei, Ningxia.
Es de lejos la mayor planta solar del mundo.
Tanto en extensión, con un área que cubre en su totalidad 1.200 kilómetros cuadrados, como en potencia, con una producción máxima de 1.547 MegaWatts.

Fuente: Diario Jornada >> lea el artículo original