La Policía militar rusa escoltó la primera parte del convoy humanitario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Media Luna Roja Árabe Siria (SARC, por sus siglas en inglés) que retornaba este fin de semana del campamento de refugiados de Rukban hacia Damascoinformó el Ministerio de Defensa de Rusia.

El convoy estuvo conformado por 55 camiones, dos vehículos blindados de la ONU, dos de la SARC y una ambulancia, que salieron de la zona de seguridad de 55 kilómetros, cerca de la base militar estadounidense de Al Tanf.

Asimismo, el miércoles 6 de febrero las Fuerzas Armadas rusas brindaron seguridad a la caravana, compuesta por más de 160 camiones, que trasladaron alimentos y medicamentos hacia el campamento de Rukban, ubicado cerca de la frontera entre Siria, Jordania e Irak.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha informado que estas acciones forman parte de los trabajos continuos para la solución del conflicto a través de la prestación de asistencia integral a los ciudadanos sirios para restaurar la vida pacífica.

Además, se ha informado que el Centro ruso para la reconciliación de Siria aseguró el trabajo de 10 puntos de control, incluyendo uno aéreo y otro marítimo, para facilitar el regreso de los refugiados a sus lugares de residencia. De este modo, hasta el día viernes más de 220.000 personas habían retornado, informó el organismo.

Fuente: Actualidad RT >> lea el artículo original