El Congreso de los Diputados ha aprobado esta mañana un paquete de medidas urgentes para reducir la burocratización que paraliza la ciencia española desde 2014, cuando el Ejecutivo de Mariano Rajoy impuso un rígido control del gasto en los laboratorios a través de un interventor de Hacienda en cada organismo público de investigación. Esta intervención previa dificultaba y retrasaba la compra de los materiales necesarios en los centros científicos —incluso en los dedicados al cáncer— y será sustituida por la fiscalización de los gastos a posteriori.

“Este real decreto ley no es la solución a todos los problemas, sino un primer paso sustancial', ha afirmado el ministro Pedro Duque

Fuente: El País >> lea el artículo original