El inconveniente radicaba en el largo proceso que debían esperar para obtener la partida de nacimiento, que a veces demoraba un año y medio en ser otorgadas.

Expresado en el Boletín Oficial, según indicó La Nación, la edad para la inscripción en los registros civiles de todo el país se extendió hasta los 17 años. Así, los menores entre 13 y 18 no tendrán que iniciar un juicio de inscripción fuera de término para obtener el primer DNI y serán eximidos de abonar multas.

Cristina Fernández de Kirchner, en 2009, había extendido el plazo para iniciar el trámite fuera de término desde los 40 días de vida hasta los 12 años. “Lo que ha pasado es que se ha renovado un decreto que era anual, que viene desde el 2009. Este decreto hace que estas personas que no están inscriptas se les ha facilitado el trámite”, dijo Enzo Rizzo, director del Registro Civil de Mendoza.

Fuente: Vox Populi >> lea el artículo original