La Justicia rechazó los pedidos de la defensa de Nicolás Gil Pereg, autor del doble crimen de las hermanas israelíes en Guaymallén, para ser trasladado al hospital El Sauce y por lo tanto seguirá preso en su celda del penal de San Felipe.

Sus abogados, Maximiliano Legrand, Lautaro Brachetta y Marcos Segovia, habían presentado un hábeas corpus aduciendo que el hombre padece un severo trastorno psicológico y no puede continuar alojado en la cárcel.

Esta semana trascendió un video en el que lo ve actuando como un gato y personal penitenciario constató que defeca y orina en su celda bajo el mismo personaje.

Gil Pereg le solicitó tres opciones al conjuez Federico Martínez: la prisión domiciliaria con sus más de 30 gatos; alojarse en un sector del Zoológico con sus mascotas o que le lleven los animales a su pabellón.

El magistrado rechazó de plano todo lo solicitado, como también lo planteado por sus abogados.

Fuente: Diario Jornada >> lea el artículo original