El ex intendente Luis Lobos, su esposa Claudia Sgró y su suegra María Elena Fernández serán juzgados desde hoy en el Tribunal Colegiado Número 2 por el delito de fraude. Es por el caso de “La Mucama Ñoqui” de Fernández. Se trata de una mujer llamada Laura Fara que fue durante más de cuatro años empleada municipal sin saberlo. Su hijo Pablo Müller, jardinero de la familia de Claudia Sgró, también fue empleado “ñoqui” de la Municipalidad de Guaymallén. María Elena Fernández cobró de modo indebido desde agosto de 2011 hasta noviembre de 2015 la suma de $ 442.729,20; con las tarjetas de débito de Fara y su hijo.

La maniobra consistió en “meter” a ambos empleados domésticos como empleados de planta permanente de la municipalidad, y a ellos les explicaron que era una “ayuda social”. Todo se descubrió poco después de que Lobos y su familia dejasen la municipalidad, cuando la propia Laura Fara los denunció, al comprender la maniobra en la que la habían metido.

Lobos y su familia serán juzgados por defraudación a la administración pública. Contempla de dos a seis años de prisión, pero la querella que representa a la municipalidad pediría cuatro años, de prisión de cumplimiento efectivo. No ha trascendido cuánto pediría la fiscal de delitos económicos Susana Muscianisi, pero transitaría en la misma línea.

Antes del juicio que debe empezar hoy en la Sala 5 del Fuero Penal Colegiado, con el tribunal integrado por el juez Ezequiel Crivelli Femenía, debe resolverse un último recurso presentado el viernes por la suegra de Lobos. María Elena Fernández pidió postergar el debate por razones de salud. El fiscal en jefe Sebastián Capizzi pidió que la mujer sea revisada por el Cuerpo Médico Forense. Según fuentes judiciales, el debate podría desdoblarse, y serían juzgados en primer término Lobos y su mujer, y en otro debate, María Elena Fernández. Ya el año pasado, lograron postergar el juicio hasta hoy por un pedido de probation que fue rechazado finalmente en la Suprema Corte.

Desde hoy hasta el miércoles desfilan testigos, y luego otra vez lunes y martes de la semana que viene. Y finalmente desde el 24, habrá alegatos y sentencia. Hoy es el día más importante porque declaran Fara y su hijo.

El caso de la “mucama ñoqui” es el primero de los cuatro que se tramitan contra Lobos en que está imputado. En los otros tres casos, será juzgado por fraude en el alquiler de maquinarias, otra por un contrato con una planta de asfalto (Caso Wanka), y el más grave de todos, por enriquecimiento ilícito. Las investigaciones contra Lobos comenzaron en 2014, cuando el diario Mendoza POST y un grupo de abogados encabezados por Carlos Varela, presentaron la primera investigación, que fue seguida de denuncias penales en todos los fueros.

Fuente: Vox Populi >> lea el artículo original