El líder de la cuarta misión del Fondo Monetario Internacional (FMI'>FMI), que llegó al país para auditar las cuentas públicas, Roberto Cardarelli, aseguró que lo peor de la economía local 'ya pasó'.

Leé tambiénLa economía sumó en enero su segundo mes seguido de crecimiento, pero cayó 5,7% interanual

'El crecimiento debería mejorar y la inflación tendría bajar en los próximos meses', sostuvo el economista italiano después de reunirse con los dirigentes de la CGT.

Para el jefe de la comitiva del FMI, que llegó a Buenos Aires la semana pasada en la antesala del próximo desembolso, el primer trimestre del año 'no fue tan malo como se podía esperar'.

Consultado por la posibilidad de que Cristina Kirchner gane las elecciones de octubre, Cardarelli se mostró tranquilo y adelantó cuál sería la postura del organismo: 'No tenemos temor a nada'. Y negó que fuera un problema para el fondo su vuelta al poder.

A su vez, Cardarelli consideró que es 'demasiado temprano' para sentarse a renegociar el préstamo Stand-By, que está previsto en tres años hasta mediados de 2021.

Con respeto a su encuentro con la cúpula de la CGT, la tercera desde que la Argentina negoció el acuerdo, trascendió que la central obrera planteó su preocupación sobre la caída de la economía y del empleo.

En este encuentro, los gremialistas insistieron en transmitir al FMI su temor por la pérdida de puestos de trabajo y por el mal rendimiento del sector industrial, que sigue sin repuntar. En la misma línea crítica, cuestionaron que no funcionó el decreto presidencial que obligaba a comunicar las cesantías en el Ministerio de Producción y Trabajo con diez días hábiles de anticipación.

Los desembolsos del FMI

El último giro de fondos llegó a la Argentina a principios de abril y fue de u$s10.835 millones, depositados en las arcas del Banco Central. Las reservas, de esa manera, llegaron a alcanzar en esa semana la cifra récord de u$s77.478 millones.

Según está previsto por el Gobierno, en lo que resta de 2019 el FMI enviará, previa evaluación trimestral del cumplimiento de condiciones incluido en el programa, unos u$s5400 millones en junio y septiembre y otro desembolso de u$s973 millones en diciembre. Esa última cifra será replicada en los cuatro giros de fondos pautados para el año que viene y los dos de 2021, que serán los últimos.

El cronograma de repago implicará que entre 2022 y 2023 el Gobierno deberá devolver al organismo u$s33.000 millones, un número que los analistas consideran alto y que en los próximos meses podría ser renegociado, para que el plazo de pago sea más laxo.

Más sobre:FMIUna nueva comitiva del FMI llega al país para la cuarta revisión de la economía Con dos tuits, Trump provocó un tembladeral en las Bolsas de Asia y le metió presión al dólar en la ArgentinaMáximo Kirchner: 'El FMI deberá esperar, primero está la deuda con los argentinos'

Fuente: TN >> lea el artículo original