Ante las quejas de los taxistas por el precio prefijado en los tótems de la terminal, el Gobierno porteño sumó el factor congestión.
Se tendrá en cuenta el horario pico y cortes programados.

Los pasajeros que tomen un taxi desde el Aeroparque Jorge Newbery tendrán que sumarle a la tarifa preestablecida en los tótems ubicados adentro del edificio el valor correspondiente al Índice Dinámico de Congestión, de acuerdo a lo que autorizó el gobierno porteño.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original