El ex árbitro Martín Bustos, imputado y detenido por la justicia de Rosario por el delito de grooming en perjuicio de un jugador de Newell's Old Boys de 14 años, podría ser trasladado durante esta semana a una prisión de Buenos Aires, donde enfrenta una causa por corrupción de menores, informaron fuentes judiciales.

El juzgado de Garantías que entiende en la causa más antigua –por abuso sexual a jugadores de las inferiores del club Independiente de Avellaneda- a cargo de la fiscal, Soledad Garibaldi, revocó su excarcelación y ahora la fiscal de la causa en Rosario, Carla Cerliani aguarda el pedido de exhorto de su par.

Al adelantar, 'que no existirá oposición a un exhorto', el traslado podría producirse en el transcurso de lo que resta de la semana, todo depende de que se 'efectivice el pedido', confiaron a Télam las fuentes.

Fuente: Télam >> lea el artículo original