El conjunto que dirige Gustavo Alfaro dejó poco para destacar.
Creó pocas situaciones de peligro y por momentos fue superado por su rival en un discreto partido.
Sin Darío Benedetto, preservado por una molestia en el tobillo, ni Lisandro López, que se lesionó en el precalentamiento, Boca cayó frente a Xolos de Tijuana en México.

No no mostró su mejor versión en el primer tiempo.
De hecho, casi no tuvo una jugada de real peligro a su favor.
Se lo vio inconexo entre líneas, con un Carlos Tevez retrasado y 'Wanchope' Ábila muy aislado.
Cristian Pavón tampoco pesó por su banda y 'Bebelo' Reynoso poco aportó en ataque.

A pesar de los cambios el equipo argentino no mejoró en el segundo tiempo y es un interrogante el nivel que mostrará cuando se reanude la Copa Libertadores y enfrente al Paranaense.

Fuente: América Diario >> lea el artículo original