Dos argentinos debutaron con sonrisas este lunes en el Masters 1000 de Cincinnati (cemento, más de seis millones de dólares en premio).
El primero fue Juan Ignacio Londero (55º), que se impuso ante el italiano Matteo Berrettini por 2-6, 7-6 y 6-3.

Mirá también
Mirá también

Ranking ATP: Rafael Nadal mantiene el número dos del mundo, cambios en el top ten y Guido Pella vuelve a subir

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El cordobés avanzó a la segunda ronda, donde se topará nada menos que con Roger Federer (3º).
No hay antecedentes de enfrentamientos entre sí.
El cordobés chocará contra el número 2 del mundo, que el año pasado llegó hasta la final del torneo.

Por otra parte, continuando con las buenas noticias, Guido Pella (22º) le ganó al noruego Casper Ruud (54º) por 7-5 y 7-6 (7-4) para meterse en la segunda ronda. Espera por el ganador del duelo entre el belga David Goffin (19º) o Taylor Fritz (25º).

Pella empezó con el pie derecho.

Pella tiene buenas chances en este torneo de meterse por primera vez en su carrera entre los 20 mejores tenistas del mundo, algo que quedaría prácticamente asegurado si se mete en octavos de final.

El otro argentino presente en el certamen es Diego Schwartzman (24º), quien se medirá con el serbio Laslo Djere (37º).

Mirá también Mirá también

Horacio Zeballos se coronó campeón de dobles en Montreal y será el primer argentino en meterse en el top ten

Por otra parte, el escocés Andy Murray, número 1 del mundo en 2016, perdió en su regreso al single, siete meses después de haber sido operado de cadera y de haber disputados algunos encuentros en dobles.
El tenista de 32 años cayó por la primera ante el francés Richard Gasquet por 6-4 y 6-4, en el que busca que sea el primer paso de su regreso a la actividad.

Murray felicita a Gasquet en el final del encuentro.
(Foto: AP)


Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original