El resultado de las PASO trajo incertidumbre y eso repercute en la economía y la política.
Hay causas diversas de esa crisis y posibles salidas.
Pero una condición ineludible: un acuerdo político entre los principales dirigentes para dar una señal al país y al mundo.

Alfredo Romano, economista y especialista en finanzas, dio algunas precisiones sobre lo que sucede y lo que él considera clave para salir.

  1. Hay un nivel de desconfianza muy grande.
    Además de tener una economía frágil y un historial negativo, se le suma este condimento es la pelea de dos modelos: uno pro mercado y otro en el que va a tener que correr mucha más sangre para lograr confianza.
    Cuando uno escuchaba comentarios que hacían, por ejemplo, sobre el no pago de las leliq, podía generarse eso.
  2. Lo principal es que se junte la oposición y comiencen a trabajar en un plan conjunto.
    El mayor temor que uno ve es la distorsión sobre el destino de Argentina, cuando el mundo había avalado un modelo.
    La decisión de ayer de seguir alentando el formato de la polarización no ayuda.
    Lo que deberían ambos dirigentes es trabajar en conjunto para bajar los niveles de intensidad y temor que tiene Argentina.
    Argentina está viviendo algo crítico.
    Hace tres años saliste de un default y ahora los bonos están a precio de default, genera mucha tristeza.
  3. Dólar.
    Hay un overshooting, un shock que puede ser positivo o negativo.
    Si hubiera sido al revés tendríamos un dólar retrasado, de 40 o 41.
    Lo que pasa ahora seguramente tendrá un pico, como pasó el año pasado, y en algún momento se estabiliza y bajan los ánimos.
    Todavía estamos en el camino  en el que no sabés dónde termina.
    Si uno pensaba que al gobierno le iba a ir bien, tenía que vender dólares.
    Si pensabas que le iba a ir mal, te convenía comprar y esos hicieron un negocio muy grande.
  4. Credibilidad.
    Lo único que puede detener esto es que los dirigentes políticos que tienen responsabilidades grandes dejen de lado las mezquindades para trabajar y evitar que Argentina entre en un proceso de reestructuración.
    Hoy está cerca, esa es la realidad, pero se puede evitar.
    Para eso deberían estar trabajando.
    Si eso no ocurre, el mercado no te va a creer.
    Las medidas que anuncie Macri no van a ser creíbles porque sus chances de reelección están acotadas.
    Por eso hace falta un acuerdo.
    Lo que sí se va a considerar es que si hay un trabajo en conjunto entre los tres presidenciables, que salgan en una conferencia de prensa anunciando que se va a buscar una salida, respetando los contratos y dando tranquilidad.
    Hasta que eso no pase, va a ser difícil por más que se tomen medidas económicas.
    Tienen que tener la grandeza suficiente para evitar una crisis.
    Ya sabemos lo que es.
    No vemos a un dirigente que tome una decisión importante o tenga una influencia importante.
    No lo veo en nuestro Presidente, no lo veo en Lavagna, no lo veo en Alberto Fernández y tampoco en Cristina.
  5. El traslado a precios se va a dar.
    Es muy difícil que una persona tome una decisión a corto plazo por esta situación.
    El dólar está marcando la falta de confianza.
    Cuando uno habla de devaluaciones de esta magnitud, lo que demuestra es que tenemos problemas profundos.
    El efecto que uno ve en el dólar es lo que nos pasa: volatilidad, sube, baja, compramos, vendemos, si se estabiliza decimos que hay atraso.

Escuchá la columna completa

Fuente: MDZ Online >> lea el artículo original