La reconocida actriz estadounidense Gwyneth Paltrow ha sido señalada como una figura clave para desenmascarar y derribar al productor de Hollywood Harvey Weinstein, inculpado de acoso sexual, según recoge el reciente libro de las periodistas que revelaron las primeras denuncias en contra del magnate.

En octubre de 2017, las reporteras del diario 'The New York Times' Jodi Kantor y Megan Twohey sacaron a la luz un artículo con los supuestos acosos y agresiones de carácter sexual protagonizados por Weinstein contra las mujeres de la industria y ahora nuevos detalles de la investigación han sido plasmados bajo el título de 'She Said: Breaking the Sexual Harassment Story That Helped Ignite a Movement'. (Ella dijo: rompiendo la historia de acoso sexual que permitió iniciar un movimiento)

Revelan un audio en que Weinstein acosa a una finalista de Miss Italia

Las autoras de la publicación dijeron en una reciente entrevista a Today que la actriz fue una de las primeras personas en compartir su experiencia y además intentó incentivar a otras personas del medio a hablar. 'Gwyneth fue en realidad una de las primeras personas en hablar por teléfono y estaba decidida a ayudar en esta investigación, incluso cuando Harvey Weinstein se presentó temprano a una fiesta en su casa y se vio obligada a esconderse en el baño [mientras hablaba con las periodistas]', dijo Twohey relatando uno de los episodios que cuenta el libro.

El papel de Paltrow fue crucial, ya que 'ella era la gran estrella de Harvey', quien se había presentado como su padrino, describieron.

El libro relata las historias de numerosas mujeres contra el titán del cine y describe cómo la mayoría de sus voces fueron silenciadas durante años por la supuesta intimidación de Weinstein y las personas de su entorno.

El testimonio de Gwyneth Paltrow

La protagonista de 'Shakespeare apasionado' reveló que fue invitada a la 'suite' del hotel de Weinstein justo después de ser elegida para protagonizar la película inspirada en la novela 'Emma' de Jane Austen. En la habitación el cineasta le sugirió hacerle un masaje en el dormitorio, pero ella se negó. En aquel momento Weinstein le dijo que no contara a nadie lo sucedido. 'Yo era una niña, había firmado el contrato, estaba petrificada', confesó la actriz.

Hasta la fecha, más de 80 personas han denunciado a Weinstein, que será juzgado en enero de agresiones sexuales. A finales de agosto, el productor se declaró no culpable ante una nueva acusación de violación. 

Fuente: Actualidad RT >> lea el artículo original