Ya recuperados de sendas lesiones ambos pudieron trabajar a la par de sus compañeros en el comienzo de la semana más exigente que programó el técnico Gustavo Alfaro, desandando el camino hacia ese segundo enfrentamiento semifinal de Libertadores ante River Plate

Salvio trabajó normalmente en lo físico y en lo futbolístico y surge como posible titular para el partido con River que dentro de 14 días definirá en la Bombonera al finalista de la Copa Libertadores en una semifinal cuyo primer 'chico' se lo llevó el 'millonario' por 2 a 0. 

Y otro jugador con buenas perspectivas para ese encuentro es el italiano De Rossi, que también hizo el trabajo físico a la par del resto y luego se entrenó aparte con pelota, surgiendo como una buena alternativa para acompañar a Iván Marcone en la mitad de la cancha. 

Por su parte el delantero Raón Ábila, que denunció una amenaza de secuestro a su madre en Córdoba, estuvo realizando los trabajos de rehabilitación de su por ahora inidenficable lesión en el sóleo de la pierna derecha, ya que no hay parte médico oficial a la vista. 

Previamente a la práctica hubo una charla de 40 minutos entre el cuerpo técnico y el plantel, habitual en cada comienzo de semana laboral. 

Los que jugaron el domingo en Florencio Varela y le ganaron por 1 a 0 a Defensa y Justicia para afirmarse en la punta de la Superliga, hicieron trabajos regenerativos con pelota en la cancha número 3 del predio Pedro Pompilio, mientras que en la 2 realizaron media hora de fútbol reducido los que jugaron pocos minutos o directamente no lo hicieron. 

El plantel se concentró después del entrenamiento en el Hotel Madero, algo que se extenderá hasta el sábado, con prácticas en doble turno desde mañana hasta el viernes. 


Fuente: América Diario >> lea el artículo original