La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció drásticas medidas para garantizar el cumplimiento de la cuarentena para evitar el avance del coronavirus: esta noche declaró la emergencia sanitaria en todo el país, que incluye el cierre total de la frontera -incluidos los ciudadanos nacionales- y la prohibición de circulación de vehículos: sólo podrán transitar aquellos destinados a la salud y seguridad.

'Desde mañana, jueves 26 de marzo a las 00.00 horas rige el estado de emergencia sanitaria (...) que estará vigente hasta el 15 de abril', con una mayor participación del Ejército y la Policía en tareas de control, señaló la mandataria de Bolivia, donde se registran 38 casos de coronavirus.

'Es muy grave', advirtió Áñez, sobre los problemas para hacer cumplir la cuarentena que rige desde el domingo. Por ello, su gabinete acordó declarar el 'estado de emergencia sanitaria', que estará en vigor desde esta medianoche hasta el próximo 15 de abril, mientras que la cuarentena se había decretado hasta el 4 de ese mes.

Dos mujeres portan barbijos mientras caminan en el centro de la ciudad durante la cuarentena establecida para prevenir el contagio del coronavirus en La Paz. (Xinhua)

Esta declaración supone reforzar el papel de policías y militares para garantizar el cumplimiento de las medidas para contener el contagio de COVID-19, resaltó la presidenta interina.

El cierre de fronteras será total, sin que nadie pueda salir ni entrar el país salvo casos muy excepcionales, mientras que hasta ahora se permitía el retorno de nacionales y residentes.

Una vendedora con barbijo junto a su puesto de venta de chacinados, en Santa Cruz de la Sierra. (EFE)

La circulación de vehículos, que se permitía con autorización, ahora quedará limitada a desplazamientos por emergencias sanitarias y de seguridad.

Solo podrán salir de casa para comprar alimentos y productos básicos quienes tengan entre 18 y 65 años, de lunes a viernes entre las 7 y las 12​, y según el día dependiendo del número en que termine su documento de identidad, pero no sábados ni domingos.

Mirá también
Mirá también

Coronavirus en América latina: ¿qué medidas sanitarias y planes de ayuda lanzó la región?

Las multas por incumplir la obligación de permanecer en casa se duplican, recalcó Áñez, quien recordó que la pena de cárcel en el país puede ser de hasta diez años por un delito contra la salud pública. 'Nos vemos en la necesidad de endurecer las medidas', explicó la mandataria interina.

La presidenta interina anunció nuevas ayudas sociales ante la situación en Bolivia, como una canasta familiar o cesta de la compra gratis para 1.600.000 familias, en un país con unos once millones y medio de habitantes, de la que no aportó más detalles.

De abril a junio el Gobierno interino asumirá además el consumo de electricidad en los hogares hasta cierta cantidad en la factura mensual, además de la mitad del gasto en agua.

Mirá también
Mirá también

Frente al coronavirus, ¿es necesario restringir las libertades compulsivamente?

Bolivia declaró primero la emergencia nacional, luego cuarentena y ahora estado de emergencia sanitaria para intentar frenar el coronavirus.

Los detenidos desde el pasado domingo por incumplir la cuarentena se cuentan por cientos e incluso uno de los miembros del gabinete llegó a plantear que se declarara el estado de sitio en zonas donde el incumplimiento era más evidente, con mercados llenos de gente en horas en que ya estaba prohibido salir a la calle para abastecerse de productos básicos e incluso trasporte público circulando pese a la prohibición.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original